Funicular de Artxanda

Este funicular conecta la Plaza del Funicular con el Monte Artxanda.

Este funicular se planea entre 1901 y 1912; aunque no sale adelante por falta de financiación;  para satisfacer las necesidades de los Bilbainos, los cuales utilizaban el Monte Artxanda como lugar de diversión y ocio. En 1915 se aprueba el proyecto de Don Evaristo San Martín y Garaz.

El 7 de Octubre de 1915 se realiza el primer viaje; debido al asedio de Bilbao en la Guerra Civil se suspende el servicio hasta el 18 de julio de 1938 con unas reparaciones provisionales a cargo de Mariano del Corral, aunque se volvería a interrumpir el 25 de junio de 1976 debido a un trágico accidente en el que resultaría herido Isidro Aurrekoetxea, dado que se desprendió un vagón durante las labores de mantenimiento, cuando iban 4 operarios de los que 3 consiguieron saltar antes de chocar el vagón. Se reanuda el servició el 30 de abril de 1983.

Por último dentro de la breve historia del funicular de Artxanda no hay que olvidar las inundaciones de agosto de 1983 lo que provoco la inundación de la estación inferior y a la mitad de los vagones, una vez reparado todo se restablece el servicio el 4 de noviembre de ese mismo año.

En cuanto a horario de servicio se inicia a las 7:15 todos los días del año (8:15 los festivos) y finaliza a las 22:00; aunque en los meses de verano se amplia hasta las 23:00 horas; con una frecuencia de 15 minutos, salvo que halla una gran aglomeración de personas que saldrán cada menos tiempo.

Se emplean dos vagones, en una línea de 770,34 metros con un desnivel del 44,98% y un desnivel de 226,49 metros, lo que se tarda 3 minutos aproximadamente por viaje.

Material Móvil:

Línea:

Vistas desde el Monte Artxanda:

Para esta línea se admiten los titulos Creditrans y se puede acceder con dando un paseo desde el Casco Viejo.

Rubén Elvira Tarjuelo.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *